EL KEFIR Y SUS BENEFICIOS

13 Sep EL KEFIR Y SUS BENEFICIOS

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es una deliciosa bebida fermentada similar al yogur pero de consistencia más líquida, excelente para tratar problemas digestivos, mejorar la salud de los huesos y combatir infecciones bacterianas de forma natural.

Tiene alto contenido de : Calcio, Fósforo, Magnesio, Vitaminas : B2, B12, D…

¿Qué beneficios te ofrece el kéfir?

Problemas digestivos

El kéfir, al ser un alimento probiótico, contiene microorganismos vivos que se alojan en el intestino y ayudan a mantener el equilibrio de las bacterias intestinales.

Es muy útil para combatir la diarrea, el síndrome de intestino irritable e infecciones bacterianas.

Osteoporosis y salud ósea

El kéfir elaborado con leche rica en grasa es una fuente excelente de calcio y vitamina K2, ambos nutrientes esenciales para mantener una óptima salud ósea y retrasar el desarrollo de la osteoporosis.

Infecciones bacterianas

El Lactobacillus kefiri, un microorganismo que contiene el kéfir, es capaz de impedir el crecimiento de bacterias dañinas como la como la H. Pylori, la Salmonella y la E. coli.

Intolerancia a la lactosa

Las personas con intolerancia a la lactosa son incapaces de descomponer y digerir adecuadamente la lactosa que contienen los productos lácteos convencionales.

El kéfir contiene bacterias del ácido láctico que convierten la lactosa en ácido láctico.

Además, también contienen enzimas que contribuyen a la descomposición de la lactosa.

Las personas intolerantes a la lactosa no suelen tener problemas a la hora de tolerar el kéfir.

Por otro lado, como es posible elaborar kéfir con otros líquidos que no sean leche (zumo de fruta, té, agua, agua de coco…), existe la posibilidad de tomar kéfir 100 % libre de lactosa.

Como prepararlo en casa:

Por lo general, puedes encontrar kéfir de calidad en tiendas de dietética, pero si prefieres elaborarlo en casa, necesitarás:

  • 4 cucharadas de granos de kéfir
  • Un recipiente, tipo jarra, con tapa
  • 1 litro de leche (cuanto más natural y pura mejor)

Elaboración:

  • Pon los granos de kéfir en el recipiente y añade la leche. Procura no llenar el recipiente hasta arriba; deja 2-3 cm libres.
  • Si quieres que el kéfir quede más espeso, añade crema rica en grasa.
  • Tápalo y déjalo reposar entre 12 y 36 horas a temperatura ambiente.
  • Cuando empiece a tener consistencia grumosa, cuela el líquido para separar los granos de kéfir de la bebida. Los granos se pueden volver a utilizar para posteriores preparaciones, ya que son organismos vivos.

Déjalo un rato en el frigorífico para que se enfríe y ya estará listo para tomar.

Ya tienes tu bebida de kéfir casera lista para beber.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies